Páginas

martes, 3 de diciembre de 2013

Una buena noticia

 

Pero buena de verdad, no como las del doctor Farnsworth. Lo que pasa es que, como después de todo esto es un blog literario y yo un verborréico incurable, voy a contarla despacio. Me perdonaréis, pero voy a paladearla y dejar que vayáis adivinándola poco a poco, si es que no lo habéis hecho ya.

Primero, un poco de situación: hace dos años, en agosto de 2011, os conté desde este pequeño rincón de la red que había puesto el punto final a mi segunda novela. A finales de otoño de 2012, un año después de eso, os conté cómo aquellos doce meses desde que pude escribir ese «FIN» habían sido en vano, al menos en lo que respectaba a la publicación del libro; y es que cometí la temeridad de enviar mi manuscrito a una única editorial, y para más inri a una que se perdió en el limbo de las sociedades limitadas difuntas, así que nunca sabré si les habría interesado publicar mi novela.

No fue un buen momento, la verdad; pero tampoco uno terrible. 

Porque una de las muchas ventajas de ser un loco con los pies en el suelo, sí, pero la cabeza en las estrellas, es que nos resbala el pesimismo. Bueno, nos deja una mancha oscura y pringosa al escurrirse, eso sí, pero al final, al final, nos resbala y cae al suelo con un ptf muy característico. Y gracias a esa impermeabilidad pude rabiar y cagarme en todo bien alto, sí (esa mancha), pero sin dejar ni por un momento de escribir y, tras considerar con paciencia mis movimientos durante unos meses (¿qué importaban un par más?), seguir esforzándome por publicar.

Es difícil ver esto desde fuera, lo sé. Muchos lectores de este blog sois escritores o gente relacionada con el mundillo, pero muchos otros no. A estos puede sorprender el hecho de que, tras escribir la novela, quede todavía la mitad del trabajo, un trabajo muy diferente y para el que uno no tiene por qué estar capacitado. Y es que encontrar editorial cuesta su esfuerzo, sus horas, su e-carteo, su investigación, sus respuestas (casi siempre ausencia de ellas), sus esperas (¡y qué esperas!), su... todo. Nos cuesta todo menos el optimismo, no lo olvidéis; porque ya hemos dicho que para ser escritor hay que estar un poco loco, saber negar en su justa medida la realidad pero sin que la cosa se desmadre y llegue al punto de las carcajadas histéricas.

Y alguna vez, alguna de esas en que hemos logrado mantener el optimismo, llega la recompensa. 

Esta es una de esas veces. Así que espero que pronto podáis leer mi próxima novela, la segunda escrita, la segunda publicada. Se llama Ciencia y revolución y... bueno, voy a ir dando más detalles, por supuesto, y prometo que también habrá una entrada en serio, con letras grandes y claras, una sin rodeos y que no tengáis que leer hasta el final si tenéis que ir a recoger a los niños o fregar los cacharros o si sencillamente no os apetece leerla en ese momento, y todo para descubrir cuál es la puñetera noticia. Escribiré esa entrada cuando llegue el momento; ahora le toca a esta. Es apenas la antesala de la noticia, el ensayo de un anuncio dado en petit comité, para los habituales. Pero lo importante ya está aquí, en este primer grito al aire. Ahora que habéis llegado al final de la entrada y estamos en confianza (porque llegar al final, si no lo érais ya, os ha convertido en lectores de este humilde blog), os diré lo que les dije a mis amigos: «quieren publicar mi segunda novela. Ya os iré dando detalles según vaya pudiendo.»

6 comentarios:

  1. Felicidades, Pedro. La perseverancia tiene su recompensa. ;D

    ¿Para ser escritor hay que estar un poco loco? Yo no estoy loco. Los locos son los que me detuvieron por llevar capa y espada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Watson, la verdad es que perseverar es mucho más fácil con vuestros comentarios. ;-)

      P.D.: ¿Qué me cuentas? ¿Por llevar tu capa y tu espada, como cualquier ciudadano decente? ¿Y qué será lo siguiente? ¿Que nos cosan el chambergo en tricornio? Un día de estos... ¡repetimos el motín de Esquilache!

      Eliminar
  2. Muchas felicidades compañero, me alegro mucho por ti.
    Esperaré con impaciencia su publicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Sarlauka ;-).
      En cuanto haya alguna fecha de salida seréis los primeros en saberlo.

      Eliminar
  3. Felicidades, Pedro!
    Cuando se hacen las cosas bien y se tienen los pies en el suelo, el trabajo va dando frutos.
    Espero ir enterándome de más poco a poco. Tú sí que vales, y sabes que no lo digo por decir ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que me sonrojo, hombre! Muchas gracias por tus palabras. No sé yo si valgo tanto como dices, pero desde luego me animas a seguir trabajando para logarlo :)

      Eliminar